Turismo gastronómico y del vino en Cebreros.

  Según un experto en el Máster en Turismo de Interior, "Con las uvas de Cebreros se pueden hacer cosas fabulosas". Tanto es así, que el turismo gastronómico y del vino en Cebreros es uno de sus mayores atractivos turísticos.

  Benigno Garrido Marcos, enólogo y experto en turismo gastronómico y del vino, ha destacado a Cebreros como "una de las comarcas históricas vitivinícolas de Castilla y León con más antigüedad", que posee variedades de uvas con un gran potencial, como la tinta garnacha y la blanca albilla, con las que "está más que demostrado que se pueden hacer cosas realmente fabulosas".

  Así lo ha expresado a los alumnos del Máster de Turismo de Interior de la Universidad de Salamanca, que se imparte en a Escuela de Empresarios de Confae, donde ha dicho que "hay bodegas que están elaborando buenos e interesantes productos amparados por la figura de calidad de Vino de la Tierra de Castilla y León".

  Tras subrayar que las bodegas han abierto sus puertas a la recepción de visitantes, ha detallado cómo oferta el turismo enológico la Junta de Castilla y León y las rutas vitivinícolas, además de ofrecerles cata divulgativa. "Se encuentra al alcance de cualquiera, lo único que hace falta es agudizar los sentidos: la vista para distinguir las tonalidades cromáticas, el olfato para apreciar el aroma, y el gusto para percibir esas sensaciones que previamente se han aprehendido con los demás sentidos".

  Garrido Marcos considera que la Comunidad Autónoma de Castilla y León "es una de la regiones más interesantes en lo que a enoturismo se refiere", entre otros motivos, porque "su amplitud geográfica se traduce en una diversidad de paisajes y por tanto también en una diversidad vínica con nueve denominaciones de origen, dos zonas de vinos de calidad y algunas de las comarcas denominadas históricas amparadas por una mención de calidad genérica, la de Vinos de la Tierra de Castilla y León".