RADIOGRAFÍA DEL VIAJERO RURAL 2009.

  Según el informe anual "La Radiografía del Viajero Rural 2009" de Toprural.com los turistas rurales viajan más a pesar de la crisis.

  A través de más de 2.500 encuestas en profundidad, la compañía analiza por tercer año consecutivo los hábitos y tendencias de los viajeros rurales en España, y por primera vez también en Francia e Italia. Los resultados del estudio permiten analizar de forma pormenorizada cómo está afectando la crisis económica al comportamiento del viajero rural.

  Población general: La Radiografía del Viajero Rural 2009 recoge que el 63% de los españoles admite haber modificado sus vacaciones por la crisis, un 12% más que en 2008 (51%). De este grupo, el 50% ha buscado un alojamiento más económico o reducido el gasto en actividades y un 30% ha viajado menos días.

  Viajeros rurales: Un 19% de los viajeros rurales, afirma haber reducido su número de escapadas, de los cuales la gran mayoría (64%) lo achaca a cuestiones económicas personales. Frente a estos datos, destaca que el 55% de los viajeros rurales ha mantenido su frecuencia de escapadas y un 26% ha viajado más que en años anteriores. De hecho, en 2009 crece tanto la frecuencia media de viajes (3,7 veces, frente a 3,0 en 2008 y 3,1 en 2007) como la duración media de la estancia (4,2 días, frente a 3,7 días en 2008 y 3,2 días en 2007). 

  La crisis también afecta al viajero rural: Si en algo se ve reflejada la crisis para los viajeros rurales es en la contención del gasto. En 2009, han gastado una media de 157,4€ por persona y fin de semana, 8,4€ menos que en 2008 (-5,1%) y 12,0€ menos que en 2007 (-7,1%). Está reducción ha repercutido directamente en el gasto en actividades complementarias (restauración, transporte, excursiones, etc.) ya que el gasto dedicado al alojamiento sólo ha bajado 0,7€ con respecto a 2008 (81,4€ frente a 82,1). El gasto dedicado al alojamiento supone poco más de la mitad del total (51,7% frente al 49,5% en 2008).

  Además, el precio sigue siendo un factor clave a la hora de contratar un alojamiento rural (un 57% de los viajeros lo considera muy importante), superado sólo por la limpieza (64%) como aspecto más relevante. Frente a esto, el informe recoge que el 51% de los viajeros rurales encuestados considera el turismo rural barato frente a un 49% que lo considera caro.

  Perfil del viajero rural:  El 57% son mujeres frente al 43% de hombres, con edades comprendidas entre los 25 y los 44 años (77%) con estudios medios y superiores (96%) y en su mayoría urbanitas. Buscan en el turismo rural tranquilidad y contacto con la naturaleza.

  El turismo rural se comparte sobre todo en pareja (53%), seguido de amigos (47%), pareja e hijos (34%) y otros familiares (15%). Por otra parte, la mayoría de los viajeros rurales (66%) opta por alojarse en casas rurales de alquiler íntegro, seguidas de casas rurales de alquiler por habitaciones (41%) y hoteles rurales (40%).

  Según los datos del informe, los viajeros siguen optando por los fines de semana para sus escapadas rurales aunque en menor porcentaje que el año pasado (73% frente al 78% en 2008), seguido de puentes (55% frente a 56%), las vacaciones de verano (34% frente a 33%), Semana Santa (29% frente a 25%) y Navidad (12% frente a 11%).

  En cuanto a los aspectos más importantes a la hora de elegir un alojamiento rural, los viajeros consideran la limpieza (el 97% lo valora como importante), comodidad (96%) y precio (96%) como lo más relevante. Le siguen de cerca la tranquilidad (95%) y la ubicación (92%). Destaca el aumento de la valoración del equipamiento del alojamiento como factor clave (90% en 2009 frente al 66% en 2008). En el lado contrario, los aspectos menos valorados por los viajeros son la admisión de animales de compañía (30%) y que el propietario esté disponible (43%). 

  Busca por Internet pero reserva por teléfono: En cuanto al método de búsqueda del alojamiento rural, Internet es el medio más utilizado por la mayoría de los viajeros (92% frente a 93% en 2008). Le siguen las recomendaciones de amigos y familiares (44% en ambos años) y las guías de turismo rural, que acusan un descenso de 10 puntos respecto a 2008 (29% frente a 39%).

  Por otra parte, los factores que más influyen en la elección final del alojamiento son, en primer lugar, las características y servicios de los que éste disponga (65%), las fotos (63%), las opiniones de otros viajeros publicadas en Internet (55%) y la página web del alojamiento (54%). Las recomendaciones de amigos y familiares quedan relegadas al quinto puesto (48%).

  Si bien Internet es el medio más utilizado para la búsqueda del alojamiento, no lo es para la reserva. La mayoría de los viajeros rurales siguen realizando sus reservas por teléfono directamente con el propietario (75% frente a 73% en 2008). De entre estos, la gran mayoría (72%) afirma preferir el teléfono a Internet por la comodidad, aunque un 22% alega que normalmente los alojamientos rurales no disponen de la opción de hacerlo por Internet. A pesar de no superar al teléfono, el uso de la red para efectuar las reservas crece con respecto a años anteriores: un 53% las realiza a través del correo electrónico (46% en 2008) y un 42% realiza reservas online (36% en 2008).

  Asimismo, cabe señalar el aumento del tiempo de antelación con la que los viajeros realizan sus reservas, pasando de 26 a 30 días en 2009.

  No viajeros rurales: Según los datos del informe, del total de encuestados que se declaran como no viajeros rurales un 30% lo achaca a cuestiones económicas personales, 8 puntos porcentuales más que el año pasado (22%); un 24% declara preferir otro tipo de turismo (frente al 36% de 2008); un 19% considera que es muy caro (frente al 13%), y un 18% no practica turismo rural por tener otra vivienda vacacional.

  Frente a esto, los datos de La Radiografía recogen que 9 de cada 10 viajeros no rurales se plantean practicar este tipo de turismo en el futuro. Esta proporción ha aumentado progresivamente, pasando del 83% en 2007, al 87% en 2008 y 92% en 2009.

  Comparativa con Francia e Italia: Este año, por primera vez, el estudio se ha llevado a cabo simultáneamente en tres países, España, Francia e Italia, con un total de más de 4.700 entrevistas, con lo que los resultados permiten establecer una comparativa de las tendencias de consumo de turismo rural a nivel internacional.  Empezando por cómo ha influido la crisis en sus vacaciones, cabe destacar que los italianos son los más afectados (el 73% afirma haber modificado sus vacaciones por esta razón), seguidos de españoles (63%) y franceses (57%).

  En cuanto a los hábitos de consumo de turismo rural, la comparativa entre los tres países muestra que los viajeros rurales franceses son los que viajan más días (6,2) y más veces al año (4,1), frente a italianos (4,3 días, 3,6 veces) y españoles (4,2 días, 3,7 veces). Asimismo, los franceses son los más previsores a la hora de reservar el alojamiento (54,6 días de media), frente a españoles (30,0) e italianos (26,2).  Los viajeros rurales españoles, los más jóvenes: Por otra parte, los viajeros rurales españoles son los más jóvenes (la mayoría tienen entre 25 y 34 años, mientras que los italianos tienen en su mayoría entre los 35 y 44 años y los franceses entre los 45 y 54 años). Además, los viajeros rurales españoles son los que más viajan con amigos (47%), frente italianos (28%) y franceses (27%) y los que realizan más escapadas de fin de semana (73%), frente a italianos (56%) y franceses (47%). Por último, los viajeros rurales italianos destacan por ser los que más gastan en un fin de semana (172,4€ los italianos, 157,4€ los españoles y 147,9€ los franceses).