Puentes romanos del río Alberche

  Muy cerca de Valsordo, siguiendo el camino hacia el río Alberche, nos encontramos con los puentes romanos que se levantan sobre el mismo río, antigua zona de frontera entre dos regiones romanas de Hispania: Lusitania y Tarraco.

  En la entrada de cada uno de ellos, sobre piedras, se especifica el nombre del puente y lo que se debía pagar a los dueños por pasar por ellos el ganado. Cuentan con paneles informativos.

  Existen restos de la antigua clazada medieval. El primer puente, con tres ojos y muy majestuoso, tenía por nombre "puente de Valsordo" y pertenecía al obispado de Ávila. En una monumental piedra antes de pasar el puente leemos la siguiente inscripción: "Sepan todos los señores de ganados queentre el honrrado concejo de la mesta e los señores dean e cabildo de Ávila se dio asiento sobre el paso desde puente de Valsordo..."

  En la inscripción también se dice que se cobrarán 43 maravedíes y medio por cada millar de cabezas que pasaren.

   El segundo puente, el de Santa Yusta, tiene un sólo ojo y es mucho más sencillo que el anterior, pero ambos puentes eran vitales para atravesar el río Alberche en los continuos viajes de los grandes rebaños de ovejas transhumantes.