Nuevo paseo para personas con discapacidad en la Casa del Parque de Iruelas (Ávila).

  La Junta de Castilla y León  y la empresa Iberdrola, a través de la Fundación Patrimonio Natural, han hecho posible que el Valle de Iruelas esté ya un poco más cerca de las personas con discapacidad, gracias a la creación, en un espacio de 8.630 metros cuadrados, de un jardín que recrea la vegetación del valle y que puede visitarse a través de una pasarela. Se trata de un nuevo paseo para personas con discapacidad en la Casa del Parque de Iruelas (Ávila).

  Las actuaciones de ajardinamiento que se han llevado a cabo para habilitar este nuevo paseo para personas con discapacidad en la Casa del Parque de Iruelas (Ávila) desde la Junta de Medio Ambiente persiguen permitir que los espacios naturales tengan un uso público como uno de los objetivos prioritarios de la Fundación Patrimonio Natural.

  La actuación ha sido posible con la colaboración de Iberdrola Renovables, patrono de la Fundación y con la que se firmó un convenio por un importe total de 4,5 millones de euros para un periodo de cuatro años, pero también con la de la Fundación La Caixa, gracias a la que se ha instalado la pasarela.

  Las inversiones realizadas en los espacios naturales de la provincia de Ávila por la Consejería y la Fundación han supuesto un desembolso de casi 3 millones de euros, pues incluyen actuaciones como una senda accesible en el Valle de Iruelas, mejora de uso público en el Parque Regional Gredos Sur, acondicionamiento de la carretera de acceso a la Plataforma de Gredos, un refugio y parada de transporte para excursionistas en los accesos a Gredos, varios estudios de entomofauna, la adaptación de infraestructuras de uso público en Iruelas y su adhesión a la ‘Q' de calidad turística, la gestión de las casas del parque o la puesta en funcionamiento de parques de aventuras en Guisando y Hoyos del Espino.

  En el caso de la actuación llevada a cabo en la Casa del Parque del Valle de Iruelas, se han ajardinado 8.360 metros cuadrados en los que se ha pretendido recrear los distintos biotopos de la reserva mediante la realización de un arboreto, con el fin de que los visitantes conozcan las distintas agrupaciones vegetales existentes en el valle, desde la vegetación de Alta Montaña al enebral con encinas, pasando por un bosque mixto -pinos, melojos, piornos, brezos, etc.-, un bosque de galería -alisos, fresnos, sauces y tejos- y castañares.

  El jardín dispone de un camino accesible para personas con movilidad reducida, formado por un material de reciclaje y que tiene forma de circuito cerrado que recorre los distintos biotopos, de manera que son tres las zonas de estancia donde los visitantes pueden descansar o realizar actividades lúdicas o educativas, como juegos sensoriales con pies o manos.

  Asimismo, se ha creado una zona específica infantil, con juegos accesibles como un tiovivo, un tobogán y varios columpios, mientras que el entorno en el que se ubica el jardín es una zona de especial interés, por situarse junto a la orilla del pantano de El Burguillo, en un bosque que cuenta, como uno de sus grandes valores, con una colonia de buitres, teniendo en cuenta que Iruelas es la reserva más grande de Europa de buitre negro.

  Esta no será la única actuación que lleve a cabo Iberdrola en los espacios naturales de la provincia, ni tampoco la Mancomunidad del Asocio, que gestiona gran parte de Iruelas. Su presidente y alcalde de Cebreros, Ángel Luis Alonso, destacó el hecho de que las inversiones realizadas acerquen la naturaleza también a las personas con discapacidad y anunció que, en materia de discapacidad, se continuará trabajando en algún proyecto más que permita cerrar el círculo para que todos puedan visitar estos espacios.