La Infanta Cristina preside en Ávila los actos del XV Aniversario de las Ciudades Patrimonio.

  La Infanta Cristina preside en Ávila los actos del XV Aniversario de las Ciudades Patrimonio.

  La Infanta Cristina preside en Ávila los actos para conmemorar el XV Aniversario de la Constitución del Grupo de Ciudades Patrimonio de la Humanidad de España, que tuvo lugar en la capital abulense el 17 de septiembre de 1993 contando con la hija menor de los Reyes.

  La efeméride también servirá para inaugurar el Palacio de los Verdugo (s. XVI), situado en pleno casco histórico de la ciudad.

  Este edificio señorial del siglo XVI, también denominado Casa de Don Suero del Águila, se convertirá en un espacio cultural de primer orden, ya que sus remodeladas instalaciones acogerán el Archivo Histórico Municipal, las oficinas de gestión del patrimonio local y de la Unesco y la Secretaría Permanente del Grupo de Ciudades Patrimonio de la Humanidad de España.

  La puesta de largo de este inmueble se ha hecho coincidir con el decimoquinto aniversario de la creación de este grupo integrado por trece socios entre los que en Castilla y León figuran Ávila, Salamanca y Segovia.

  También un 17 de septiembre, pero de 1993, la infanta Cristina acudió a la capital abulense para oficiar como madrina de honor de un grupo del que entonces formaban parte, junto a las tres ciudades de Castilla y León, Santiago de Compostela, Cáceres y Toledo.

  Los actos conmemorativos del XV Aniversario se completa con la inauguración a las 18:00 horas del Curso de Gestores en las Ciudades Patrimonio de la Humanidad de España y con la presentación oficial de la música compuesta para el Grupo por el compositor Miguel San Miguel e interpretada por la Orquesta Sinfónica y Coro Ciudad de Ibiza.

  Además, el jueves, 18 de septiembre, el alcalde de Ávila, Miguel Ángel García Nieto, y el presidente de Caja duero, Julio Fermoso, inaugurarán en la Palacio de los Verdugo la exposición fotográfica "Ciudades Patrimonio de la Humanidad. Trece joyas de España", con 78 imágenes de José Manuel Navia (Madrid, 1957) y textos de Gustavo Martín Garzo.

  Aunque muchos habrán estado en Salamanca, pocos reconocerían una de de las imágenes captadas por este fotógrafo madrileño. Se trata de la realizada a un edificio de varias plantas situado en la calle Francisco de Vitoria. Sobre su fachada se percibe una luz tenue que queda en un segundo plano debido a la luminosidad procedente del interior de cada vivienda; se intuye que en su interior hay estudiantes.

  La muestra permanecerá en Ávila hasta el 26 de octubre, antes de viajar a Salamanca, donde podrá verse del 6 de noviembre al 11 de enero de 2009.

  En el caso de Ávila, junto a formas novedosas de la muralla, aparece retratada la celda de Santa Teresa en el Monasterio de la Encarnación o la hermosa y misteriosa Calle de la Vida y la Muerte.

  De Segovia hay varias instantáneas. Una de ellas con la Catedral y la muralla, otra del dormitorio de la casa de Antonio Machado y una tercera de la Plaza Mayor, con el Teatro Juan Bravo al fondo.

  Son sólo algunos de los ejemplos de esta muestra que estrena las remodeladas instalaciones del Palacio de los Verdugo (s. XVI), tras su inauguración. El contenido no podía ser otro que las Ciudades Patrimonio de la Humanidad de España.

  José Manuel Navia se ha sumergido en el espíritu de estas trece ciudades durante todo este año, con un resultado sorprendente, que no sólo muestra el alma de estos lugares, sino que descubre otra cara y otra luz -aspecto fundamental en las fotos de Navia- de sus cascos históricos.

  La exposición, que incluye 78 imágenes y se completa con un ambicioso catálogo de 210, cuenta con textos del escritor Gustavo Martín Garzo y trata de recuperar el concepto de viajero, huyendo del de turista. "Mis imágenes, cerca de las palabras de Gustavo, nunca van a sentir frío", ha comentado el fotógrafo madrileño.

  Asimismo, ha defendido la necesidad de acercarse a estas ciudades "como si fuesen verdaderos organismos vivos y no como esas falsas 'Disneylandias' en las que a veces se quiere convertirlas". Por ello, ha querido fotografiar los "rincones olvidados" de estos lugares, así como los "pequeños detalles" que incluyen las "heridas de sus paredes o las imperfecciones que las hacen más verdaderas, como a las personas".

  "Fotografiar, quizá no sea más que retratar las heridas invisibles de la existencia", ha comentado recordando una cita del escritor Manuel Rivas.

  A su inauguración han asistido el alcalde abulense, Miguel Ángel García Nieto, el autor de las fotografías, el director de la Obra Social de Caja Duero, Antonio Sánchez, y el presidente de "La Fábrica", Alberto Anaud.