Iglesia de Santiago Apóstol de Cebreros

Entorno  La majestuosa Iglesia de Santiago Apóstol, declarada Monumento Histórico Artístico Nacional, comenzó a construirse en 1550 con planos de Alonso de Covarrubias. Es un lugar de interés de obligada visita para cualquier visitante. Tiene planta de salón con tres naves y la Cabecera tiene forma de presbiterio poligonal.

  Encontramos un ábside central, dos pequeñas capillas laterales, una Sacristía y una torre. Seis grandes columnas toscanas separan las tres naves. La sillería de granito de la Iglesia es perfecta.

  Existen tres portadas exteriores y una interior que da paso a la sacristía. Entre los cuerpos de las dos torres, de las que solo esta terminada la del lado de la Epístola, se encuentra la portada principal dintelada, y sobre ella dentro de un nicho, aparece la imagen del Apóstol Santiago.

  En el interior, el retablo del altar mayor de 1625 consta de tres cuerpos y la cumbrera, el primer y segundo cuerpo están formados por cinco calles y el tercero por tres. Las entrecalles están formadas por columnas estriadas doradas.

  Destacaremos en las calles laterales y en la central: El Sagrario, El Expositor, una talla en madera policromada de Santiago Apóstol, una tabla de Nuestra Señora de la Asunción, el Cristo del Calvario y cuatro tallas policromadas restauradas de San Pedro, San Pablo, San Juan y San Bernardo.  A ambos lados de la calle central se sitúan las pinturas manieristas de José Leonardo, acabadas en 1625.

  En las capillas laterales se conservan dos retablos, uno dedicado a San Antonio y otro, que procede del antiguo Convento Franciscano, a Santa Teresa.

  También se conserva un confesionario con un águila bicéfalo rodeado por el cordón de  San francisco.