En línea

En este momento hay 0 usuarios y 0 invitados en línea.

Historia

Historia de Cebreros - Ávila

  Cebreros fue tierra de celtas; posiblemente los vetones pusieron la semilla de lo que hoy en día es nuestra localidad; de la época del Imperio Romano podemos mencionar que existía un gran toro de granito que se hallaba en la ribera del Alberche y era el límite entre la provincia Tarraconense y Lusitana.

  La primera referencia histórica cierta de la que tenemos constancia data del 1301, año en que Fernando IV cede a su tío, el infante Don Juan, la Villa de Cebreros; hacia mediados de ese mismo siglo se construyó la Iglesia Vieja.

  En el siglo XVI hemos de situar la eclosión económica de Cebreros, debida a que su situación geográfica lo convertía en zona de paso del Camino Imperial de Toledo a Valladolid para comerciantes y ganaderos. En esa época se construyeron fundiciones de vidrio y de madera que abastecieron en su día al Monasterio de El Escorial. Esta época de esplendor económico se ve frenada en el siglo XVIII con una fuerte crisis.

  Del XIX cabe destacar la construcción de tres molinos para la fabricación de pasta de papel y uno para la fabricación de curtidos y la proliferación de bodegas ya que es por aquel entonces cuando la explotación de las vides comienza a tener mayor relevancia. En el siglo XX comienza el abandono de las tareas del campo, surgen las industrias y se convierte en la segunda residencia de emigrantes y muchos turistas de fin de semana y periodos vacacionales.

Datos Históricos

  Cebreros fue el lugar donde se redactó el texto definitivo de la Concordia entre Isabell la Católica y su hermano Enrique IV de Trastamara que daría lugar al famoso Tratado de los Toros de Guisando por el cual Isabel Quedaba heredera de la Corona de Castilla.

  Adolfo Suárez, por su labor en la Transición española y otros personajes históricos han dado lugar a la historia de la localidad.

  Como personajes culturales, Cebreros tiene destacados artistas y escritores, tales como D. Hermenegildo Martín Borro y A. Moreno Espinosa. Ambos dan sus nombres a los centros docentes de la localidad.

  El Premio Nobel de Literatura, Camilo José Cela, escribió en esta villa la quinta y definitiva versión de La Colmena. Felipe Doyagüez Chico como finalista del premio "Rielo de Poesía Mistica" y el pintor Félix González entre otros.