Gran parte de los municipios abuelenses celebran sus fiestas patronales.

  Gran parte de los municipios abulenses celebran sus fiestas patronales durante este fin de semana coincidiendo con el 15 de agosto. Encierros, pasacalles, procesiones, actuaciones musicales, campeonatos y concursos... son algunas de las actividades organizadas para que vecinos y visitantes disfruten al máximo en unas fechas tan señaladas.

  Las celebraciones de Cebreros, que duran hasta el 17 de agosto, están entre las más destacadas. Los tradicionales encierros comenzarán el día 14 a las 8 horas y continuarán durante todo el fin de semana.

  También tiene lugar un festejo de rejones, novilladas, procesiones en honor a nuestra patrona, la Virgen de Valsordo, y a San Roque, actividades para los niños, actuaciones musicales, concursos de cucaña y de recortes y fuegos artificiales, entre otros eventos.

  Gran número de pueblos están de fiesta:

  En estas fechas, son muchas las localidades de la provincia de Ávila que celebran sus fiestas en honor a San Roque o la Virgen de la Asunción. Por ejemplo: Piedralaves, Mombeltrán, Navarredonda de Gredos, Sanchidrián, Barajas, Padiernos, Papatrigo, Pedro Rodríguez, Cepeda de la Mora, Vadillo de la Sierra o Sotillo de la Adrada, donde los madrileños celebran la castiza Verbena de la Paloma.

  Además, otros municipios como La Torre, El Bohodón, La Colilla, Pradosegar o Las Berlanas han elegido este fin de semana para organizar sus festejos veraniegos, jornadas culturales o ferias.

  Además de las celebraciones religiosas en los templos y las procesiones, los espectáculos taurinos no faltan en los municipios más grandes y con mayor capacidad económica para organizarlos como es el caso de Cebreros. El programa contiene todo tipo de actividades, desde excursiones, a fiestas de la espuma, competiciones de cartas o juegos autóctonos, cenas y comidas de hermandad, bailes de todo tipo, paelladas o concursos de tortillas, la verbena nocturna y, por supuesto, lo que no puede ni suele faltar, la traca o los fuegos artificiales, todo un clásico con el que poner fin a tan esperadas celebraciones.