El desfile provincial de Cebreros puso el punto y final a los carnavales de 2008.

  El desfile provincial de Cebreros puso el punto y final a los carnavales de 2008 en la provincia de Ávila. Allí se dieron cita más de 20.000 personas que disfrutaron con el ingenio de los cerca de 1.300 inscritos en este certamen.

  Más de 20.000 personas disfrutaron ayer del tradicional desfile provincial de carrozas y comparsas del ‘Domingo de Piñata' en Cebreros, con el que se puso el punto y final a las fiestas de carnaval en esta provincia. En esta ocasión fueron 17 carrozas y 28 comparsas con cerca de 1.300 participantes las que desfilaron por la calle principal de Cebreros hasta la plaza de España bajo un intenso sol que acompañó la celebración durante toda la mañana.

   El desfile arrancó sobre las 12:00 horas con las comparsas locales, que arrancaron los primeros aplausos del público que se concentraba a ambos lados de la calle. La Banda Municipal de Música de Cebreros abría una hilera sin fin de disfraces entre los que había desde todo tipo de animales y ganaderos trashumantes hasta bolsos de marca, africanos y topillos. Tras ellos, los componentes de las comparsas de otros pueblos como San Juan del Molinillo, La Colilla, Pedro Bernardo, Santa María del Tiétar, Arévalo, Ávila, San Esteban de los Patos, Casillas, Sotillo de la Adrada, El Barraco y Arenas de San Pedro, que dieron buena muestra de la imaginación que preside estas celebraciones.

  Y después de las comparsas llegó el turno de las carrozas, primero las locales y después las de Piedrahita, La Adrada y Arenas de San Pedro, que cerraban el desfile. Un imponente dragón, una calavera pirata, una pagoda china y un concierto heavy en riguroso directo fueron algunas de las propuestas presentadas en esta undécima edición.

  Tras el desfile, todos los participantes se concentraron en la plaza de España para esperar la decisión del jurado. Mucha diversión, pero también algunos nervios que se hacían patentes entre los allí presentes. No en vano, los premios no son nada despreciables, pues oscilaban entre los 250 y los 1.300 euros.

  Dentro de la undécima edición del certamen provincial, los 1.300 euros del primer premio de carrozas fueron a parar al ‘Dragón de fuego', de Cebreros, que mostraba un magnífico ejemplar acompañado por caballeros medievales, mientras que el segundo, dotado con 1.000 euros fue para ‘Concierto heavy', de Arenas de San Pedro. Mientras, el tercer premio y sus correspondientes 700 euros fueron para la ‘Casa Chin Chon', de La Adrada y el cuarto, dotado con 400 euros, recayó en ‘Tutankamon', de Piedrahíta.

  En el capítulo de comparsas, el primer premio lo ganaron ‘Uno para todos y todos para uno', que se llevaron a Arévalo los 700 euros del galardón, mientras que el segundo, dotado con 550 euros, fue a parar a ‘Fantasía de primavera' de Cebreros. El cartel de ganadores se completó con ‘Las supremas', de El Barraco, que recibieron 400 euros, y con ‘Piratas del río Chico', de Ávila capital, que se llevaron un premio de 250 euros.

  Pero además de estos galardones provinciales, también fueron entregados los correspondientes al carnaval local de Cebreros, celebrado el fin de semana anterior. El primer premio de carrozas fue para ‘Dragón de fuego', el segundo para ‘Piratas de guisar', el tercero para ‘Esto es todo amigos' y el cuarto para ‘La burbujita del charco Conejo'. En cuanto a las comparsas, los premiados fueron para ‘Fantasía de primavera, ‘Perlas del Nilo', ‘Los topillos llegan a Cebreros' y ‘Buena cosecha'. Las cuantías de los galardones locales fueron las mismas que para el provincial.

  Pero la fiesta del carnaval de Cebreros no se cerró hasta por la tarde, momento en el que, como marca la tradición, se celebró el ‘baile del corro', en el que los hombres bailan la tradicional jota de la zona por el interior de la plaza del Ayuntamiento y las mujeres lo hacen por el exterior, para lucir sus mantones durante más de dos horas.