Agenda

  Cada una de las épocas del año tiene su encanto y cada una de las zonas de Ávila aumenta su belleza si se disfruta de ella en un determinado momento. Patrimonio y vanguardia se unen en una tierra de contrastes, donde se conjugan apenas sin distancias el arte, la historia, la arqueología, la tradición y la cultura con la gastronomía, el vino, el golf y la naturaleza. Ávila es un destino ideal para todos aquellos viajeros que huyen de la clásica propuesta de sol y playa y apuestan por destinos en los que puedan ejercitar los sentidos: ver, hacer, compartir, disfrutar, relajarse...

  Y es que, si Castilla y León cuenta con siete Bienes Patrimonio de la Humanidad, las Murallas de Ávila y la amplísima oferta de turismo rural que hay en Ávila pueden dar respuesta al turista de interior más exigente.

  Enero: (16 de enero) La luminarias de San Bartolomé de Pinares, una fiesta espectacular en la que los jinetes, a lomos de sus caballos, atraviesan las hogueras que llenan las calles de la localidad. Es una visita especialmente aconsejable. San Bartolomé de Pinares celebra, con motivo de la festividad de San Antón, un espectáculo que reúne a cientos de visitantes atraídos por la imponente belleza de un ritual en el que caballos y jinetes vuelan sobre las hogueras que adornan las calles de este bonito pueblo del Valle del Alberche y Tierra de Pinares. Esta centenaria tradición que repite cada año la noche previa a la festividad de San Antón Abad, patrón de las bestias, comienza en torno a las ocho de la tarde con el encendido de las distintas hogueras. Tras ello, llega la bendición del sacerdote al los animales, caballos y burros, que se colocan junto a la casa parroquial. A la bendición religiosa le sigue la invitación a pastas y vino de la tierra, así como la procesión por todas las luminarias del municipio al son de la gaita y el tambor.

  Tras el desfile comienza la parte más vistosa de la velada, cuando el fuego cobra todo su protagonismo y los jinetes exhiben su destreza a lomos de sus caballos, que previamente han sido preparados para evitar que sufran pasando por el fuego, mientras el público disfruta de sus saltos y quiebros sobre las llamas.

   Cuando las hogueras van apagándose, grupos de familiares, amigos y vecinos se agrupan en torno a ellas para aprovechar los  rescoldos para asar carne, que acompañan de buenos caldos.

  TIERRA DE PINARES: El Valle del Alberche y Tierra de Pinares es un territorio montañoso de bellos parajes naturales y clima agradable del que merece la pena disfrutar en cualquier época del año. Son de visita obligada el centro histórico de Toros de Guisando, el enclave natural del pinar de Hoyocasero, La arquitectura de Cebreros, el castañar de El Tiemblo.

  Además, en el límite más oriental de la Sierra de Gredos se encuentra la Reserva Natural del valle de Iruelas, un paraje que ofrece múltiples opciones a la hora de practicar deportes al aire libre. Las carnes -tanto de vacuno como cochinillo, cordero o cabritillo-, frutas como las cerezas, los higos o los melocotones del Alberche, y los cada vez más valorados vinos de Cebreros forman el menú típico de esta zona.

  (19 al 22 de enero de 2009) Segunda edición de la Semana de Cine Espiritual que tiene como objetivo formar a la persona en valores humanos y espirituales. Iniciativa promovida por las delegaciones de Pastoral Juvenil, Vocaciones, Enseñanza y catequesis, Medios de Comunicación, y Pastoral Universitaria, con la colaboración de Caja de Ávila. El lema escogido para esta II Semana es 'La otra mirada', una que permita reconocer la profundidad de la realidad y traspasarla en la dirección del misterio, del personaje significativo que deja huella.

  Este año, se presenta un grupo de películas de máxima actualidad, que tal vez ya sean conocidas por los espectadores, pero destacan en ellas "una mirada más allá del puro entretenimiento". Así, dentro de este ciclo se proyectarán 'Spiderman 3' el lunes 19 de enero; 'Juno' el martes 20; 'Las Crónicas de Narnia: El príncipe Caspian', el miércoles 21, y 'El tigre y la nieve' el jueves 22.

  Febrero: Carnaval de Cebreros. El más popular y tradicional de toda la provincia de Ávila, en el que no faltan comparsas, disfraces, carrozas, bailes, y el buen vino capaz de alegrar a lugareños y visitantes y hacer bailar el célebre Rondón.

  Un año entero pensando en el Carnaval, así viven los cebrereños unas fiestas que han dado a conocer el nombre del municipio por todo el territorio nacional. Y es que vecinos y visitantes llenan las calles de la localidad, tanto en el concurso local como en el provincial, para disfrutar del ambiente carnavalesco en estado puro. Más de 2.000 personas participan activamente entre las dos jornada.

  Las ideas para las carrozas suelen ir surgiendo a partir del mismo carnaval del año anterior y a partir del verano se va concretando lo que se va a a hacer. A la hora de elegirlo, se valoran muchos factores, pero principalmente se buscan la innovación y la originalidad. Para construirlas se utilizan muchos materiales, madera, hierro, poliuretano y mayormente el poliespán o corcho blanco.

  La música también es un elemento importante a la hora de diseñar la carroza, cada grupo lleva su propia animación, de acuerdo al tema que han elegido. La gran cantidad de horas que lleva realizar una buena carroza no son impedimento para realizar ese trabajo con la ilusión y las ganas que caracterizan el Carnaval de Cebreros, que continúa mejorando y creciendo año tras año. 

  Semana de la mujer cantaora (Ávila).

  Marzo: (o abril) La Semana Santa de Ávila, que se celebra desde el siglo XVI y fue declarada de Interés Turístico Nacional, ofrece, en toda su solemnidad y recogimiento, estampas de impresionante belleza y emoción. Del 29 de febrero al 23 de marzo se podrá ver en la sala de la Casa de las Carnicerías la exposición del XVI Concurso de fotografía religiosa abulense. La muestra podrá visitarse de martes a domingo en horario de 10:00 a 18:00 horas.  

  La muralla de Ávila amplía esta Semana Santa 2008 su horario de apertura al público para que un mayor número de turistas tengan acceso al día a los tres tramos del adarve que pueden ser recorridos en la actualidad, según ha informado hoy el Ayuntamiento de la Ávila.

  De esta manera, del 17 al 23 de marzo de 2008, la muralla abrirá sus puertas a las diez de la mañana y las cerrará a las 20.00 horas -el último acceso será a las 19.30-, mientras que en la actualidad el horario es de 11.00 a 18.00 horas.

  Además, el lunes 24 de marzo estos tramos del adarve permanecerán abiertos al público de 11.00 a 18.00 horas, pese a que ésta es la jornada en la que se suele cerrar el monumento al público

  Viernes Santo, al mediodía el párroco de San Pedro Apóstol, Diego Martín Peñas, pronunciará el Sermón de las Siete Palabras en la iglesia de San Ignacio de Loyola.

  El sentimiento de la Pasión se deja sentir en la ciudad amurallada con una sensibilidad especial y las calles empedradas, con la muralla al fondo, se convierten en un magnífico escenario para las tallas de gran valor artístico que procesionan. Vivir plenamente la Semana Santa es sencillo en una ciudad cuyo singular casco histórico invita a la reflexión y cuya imponente Muralla abraza el transcurrir de las procesiones. La estética tradicional de los días de la pasión contribuye a realzar, si cabe, el espectacular marco monumental de la capital abulense. Heredera de las más antiguas tradiciones, aderezadas por las incorporaciones que renuevan las cofradías, la Semana Santa abulense acoge varias procesiones dignas de admiración.

  La Semana Santa abulense comienza el Viernes de Dolores con la procesión del Vía Matris, en la que la cofradía del Santísimo Cristo de los Afligidos sale a la calle portando tallas del Cristo de los Afligidos y Santa María del Consuelo de los Afligidos.

  El Domingo de Ramos es el turno de la procesión de Las Palmas o de la Entrada de Jesús en Jerusalén, más conocida como La Borriquilla, de la que se encarga la cofradía de los Padres Franciscanos. Esa mañana, la alegría y el júbilo llenas las calles de Ávila, en las que los abulenses, especialmente los niños, portan palmas y ramos de laurel.

  El Lunes Santo se produce uno de los actos más bellos y emotivos de la Semana Santa abulense con la confluencia de los pasos Nuestra Señora de la Esperanza y el Cristo de la Ilusión, la escenificación del dolor de la madre ante el sufrimiento del hijo.

  El Martes Santo se pueden ver las procesiones de la Estrella, Medinaceli y la Magdalena, mientras que el Miércoles Santo la seriedad y la sobriedad se hacen patentes en la procesión del Silencio.

  Entre el miércoles y el Jueves Santo se suceden dos procesiones en honor al Cristo de las Batallas y la de los Pasos, que une la figura del Crucificado con las de la Pasión.

  En la madrugada del Viernes Santo, miles de abulenses arropan al Cristo de los Ajusticiados alrededor de la Muralla en el Vía Crucis, uno de los actos más multitudinarios de la Semana Santa. Ese mismo día, al caer la noche, el dolor y la tristeza se apoderan de las calles de Ávila por la muerte de Cristo, una noche en la que salen a las calles todas las cofradías para acompañar al Real e Ilustre Patronato de Nuestra Señora de las Angustias y Santo Sepulcro.

  El Sábado Santo, al atardecer, las Damas de la Soledad acompañan a Nuestra Señora de la Soledad, respetando el desconsuelo por la pérdida del hijo.

  La Semana Santa abulense llega a su fin con la tradicional romería en el entorno de la ermita del Resucitado.

  Comparada por algunos con la ciudad de Jerusalén- por semejanzas que hablan de la elevación de Ávila sobre el valle de Amblés, de la muralla que la cerca con sus noventa torres, de la relevancia de sus iglesias y monasterios, de sus calles ascendentes y quebradas, del halo religioso de su historia y de sus gentes- Ávila recuerda especialmente a la ciudad Santa cuando se contempla al atardecer. Ello la convierte en un marco inmejorable para celebrar los misterios religiosos de la semana Santa, con su exigencia de austeridad y silencio. Quienes tengan fe encontrarán en Ávila el lugar perfecto para vivir con devoción la Pasión y la Muerte de Cristo; los que no, sabrán apreciar las estampas de impresionante belleza, recogimiento y solemnidad que ofrece la Semana Santa abulense.

  Resumiendo, de entre sus numerosos actos sobresale la procesión del Miserere el Martes Santo, cuando se entona este canto a lo largo del desfile nocturno en medio de un profundo silencio. El Jueves Santo tiene lugar la Procesión de los Pasos, que desde sus orígenes en el siglo XVI se ha celebrado de forma ininterrumpida. Asimismo es muy recomendable acercarse al Vía Crucis de Penitencia que, el Viernes Santo, recorre el recinto amurallado del casco antiguo de Ávila, declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO. El punto final a esta Semana Santa viene con una merienda popular, que reúne en torno a la ermita del Resucitado a numerosas personas.

  La Semana Santa es una de las fiestas más profundas y arraigadas que se celebran en España. Esta conmemoración cuenta con siglos de historia y tradición, y en ella se recuerda la pasión y muerte de Jesucristo. Las calles de la mayoría de ciudades y pueblos de España se convierten en escenarios de fervor y devoción religiosa, en los que se entremezclan el duelo y el recogimiento al recordar la muerte de Cristo, con la música, el arte, el colorido y la magia de las procesiones, desfiles solemnes en los que numerosas personas acompañan a las imágenes religiosas.

  Abril: Cross Alpino Cebrereño se disputa con un recorrido montañoso de media dificultad. Se trata de una prueba organizada por el Patronato de Deportes del Ayuntamiento de Cebreros y que está abierta a deportistas mayores de 18 años. El recorrido, de 22 kilómetros, esta señalizado y todos los participantes deben pasar por los puntos de control establecidos. Y en cuanto a los premios, hay tres trofeos para las categorías senior y veteranos, tanto masculino como femenino, un trofeo para el ganador absoluto y otro para el primer clasificado de Cebreros. Las inscripciones pueden realizarse en la biblioteca de la localidad.

  Para los más atrevidos, con el buen tiempo, no hay experiencia tan inolvidable como un vuelo en parapente sobre Cebreros.

  Pero si lo que se desea es una tranquila excursión en coche, a tan sólo 33 kilómetros se encuentra La Adrada, un bonito municipio del Valle del Tiétar que se caracteriza por albergar una de las mejores muestras de arquitectura militar de Ávila. Es una joya arquitectónica que fue construida sobre los restos de un castillo más antiguo, de origen románico y que fue residencia temporal de los Reyes Católicos.

  Tras la restauración llevada a cabo por la Diputación Provincial de Ávila, en esta fortaleza se ubicó el Centro de Interpretación Histórica del Tiétar y un museo que presenta la variada oferta turística de los municipios de este valle del sur de Ávila. Incluso podemos toparnos con un huésped muy especial, una ambientación de un prisionero que vive en el Castillo.

  No deben perderse en su visita un paseo por El Torreón, un barrio típico en el que predominan las casitas bajas, humildes y escaladas. Además, el visitante cuenta con una amplia oferta gastronómica: sopa castellana, patatas revolconas, truchas, chuletón, bollos de San Blas...

  Además, el Valle del Tiétar cuenta con numerosas opciones para el turismo rural en un entorno natural paradisíaco: senderismo, pesca, montañismo, turismo cultural...

  (23 de abril al 25 de mayo) No han de olvidarse las Fiestas de San Segundo, en honor a nuestro patrón. El Ayuntamiento de Ávila ha organizado todo un amplio programa de fiestas combinando actos religiosos y culturales con el deporte y la música. Para ver el programa pinche aquí.

  Además, en el mes de abril, comienza el concurso para obtener el Premio Internacional de Grabado Villa de Cebreros - El Quexigal. Para obtener más información, pinche aquí.

  Mayo (Primer domingo de mayo) La Romería, que se celebra el día de la madre, se realiza en Valsordo, lugar donde las familias acuden a pasar un apacible y feliz día de campo.

  (23 de abril al 25 de mayo) No han de olvidarse las Fiestas de San Segundo, en honor a nuestro patrón. El Ayuntamiento de Ávila ha organizado todo un amplio programa de fiestas combinando actos religiosos y culturales con el deporte y la música. Para ver el programa pinche aquí.

  (Mayo) Jornada de puertas abiertas: Los principales monumentos de Ávila abren sus puertas durante dos días para la visita libre.

  Fiesta de la Vendimia: Aunque la fecha está por determinar, es digno de ver cómo se realiza la pisa de uvas en un concurso sin igual.

  Junio: (primer fin de semana de junio) Ronda de las leyendas. La magia y el misterio de las leyendas abulenses envuelven a la ciudad gracias a las representaciones nocturnas, de un grupo teatral, de los acontecimientos que durante siglos han formado parte de la historia de la ciudad.

  Entre junio y septiembre: Teatro en la Muralla. En el tramo visitable del adarve de la Muralla, en la zona de las Carnicerías, este monumento acoge, al atardecer, las historias de la ciudad y de sus moradores. Hechos memorables con la Catedral y la Muralla como fondo de la estampa.

  (Junio) Semana Polifónica organizada por el Ayuntamiento de Ávila.

  (28 y 29 de junio) Ávila en tapas. Otra forma de conocer la ciudad es disfrutando de los pinchos que elaboran gran parte de los establecimientos de Ávila el último fin de semana de junio en un concurso basado en presentar el mejor y más sabroso aperitivo. La tradición de las tapas en Ávila ofrece a visitantes y abulenses una muestra en miniatura de su rica gastronomía. Durante estos días algunos de los más tradicionales bares de tapeo se engalanan para ofrecernos sus pinchos más exquisitos.

  Julio: Veladas musicales Noches y almenas. La música ocupa un lugar destacado en julio, con un acontecimiento cultural el que la música alternativa y los espacios artísticos se funden. Folk, tangos, soul, funky o lírica se unen con rincones históricos del patrimonio abulense.

  La tercera edición del festival "Músicos en la naturaleza" acercará a Hoyos del Espino, el 12 de julio, al cantautor norteamericano, y reciente Príncipe de Asturias de las Artes, Bob Dylan, una actuación de lujo en medio de un paisaje único, el increíble paraje natural de la Sierra de Gredos. De abrir boca se encargará, probablemente, el dúo zaragozano Amaral.

  Músicos en la naturaleza surgió con el objetivo de promocionar espacios naturales de la región. La Junta de Castilla y León a llevado a dos proyectos que incluyen la limpieza del parque, la señalización de las sendas, la creación del refugio de excursionistas y la parada de transportes que se ubica a pies de la plataforma de Gredos de cara a la llegada del futuro transporte público hasta allí mismo a través de autobuses de línea y taxis rurales.

  La primera edición de "Músicos en la naturaleza" logró congregar a cerca de 11.000 personas en la finca de El Mesegosillo de Hoyos del Espino para ver a Sting. La cita supuso tal aceptación que los alojamientos rurales habían agotado sus plazas pocos días después de que se hiciera pública la celebración del espectáculo.

  El verano de 2007, la Fundación Patrimonio Natural de la Junta de Castilla y León optó por ampliar el festival a dos días con un amplio cartel cuyo plato fuerte fue The Pet Shop Boys.

  (Julio) Feria de barro Avialfar en Ávila.

  Primera quincena de julio: Fiestas de verano. Como en todas las localidades, en Ávila proliferan las fiestas en verano. Durante las dos primeras semanas de julio, la ciudad se llena de música, peñas, conciertos, fuegos artificiales y actividades culturales para todos los gustos.

  Las Fiestas de Verano 2009 de Ávila, que dan comienzo el 16 de julio, incluirán los conciertos de Nena Daconte, Amaia Montero y Melendi, así como el musical de Abba y el espectáculo Fondo Flamenco. 

 El programa de fiestas también cuenta con actividades infantiles, una muestra de folclore, el III Festival de Artes Escénicas, que se desarrollará del 24 la 26 de julio, así como el I Concierto Festival Multicultural el 19 de julio. Las entradas podrán adquirirse a partir de este lunes, 22 de junio, en el Espacio Joven Alberto Pindado en horario de mañana y tarde, así como en la taquilla del Mercado Chico a partir del 11 de julio

  Agosto: (Del 13 al 17 de agosto) Fiestas patronales de Cebreros en honor a Nuestra Señora de Valsordo. Encierros, corridas de toros, banda, peñas, conciertos y bailes ambientarán Cebreros durante toda la semana.

  Mediados de Agosto: A la luz de las velas. A mediados de agosto, la luz y el sonido se convierten en protagonistas de la ciudad de Ávila. En un marco histórico, la plaza de Concepción Arenal, cientos de velas iluminan un escenario monumental en el que oír el mejor jazz del momento.

  El sonido de las aguas del río Alberche, la belleza de sus paisajes, la tranquilidad de la zona hacen del valle del Alberche un lugar situado al este de la capital abulense en el que podemos disfrutar de un enclave único natural. Debe su nombre al río Alberche, un afluente del Tajo, que se sustenta del deshielo originado en las gargantas  de la Sierra de Gredos. Y es ese río el que llama a cualquiera a mantener un contacto especial con la naturaleza durante la época estival. Así, al pasar por localidades como San Martín de la Vega del Alberche, Garganta de Villar, Cepeda de la Mora, El Barraco, El Tiemblo, Burgohondo, Navaluenga, San Juan de la Nava, Navatalgordo, Navarrevisca, Serranillos, Hoyocasero, Navalsauz, Navalosa, Cebreros, Hoyo de Pinares, Navalperal de Pinares, San Bartolomé de Pinares, La Cañada, Las Navas del Marqués o Peguerinos, veremos que ofrecen un espacio privilegiado para el visitante. Existen parajes en los que se puede llevar a cabo la práctica de la pesca o, especialmente en agosto, disfrutar en las piscinas naturales, pozas y pantanos que albergan cada uno de esto municipios. El embalse más destacado de la zona es El Burguillo, donde pueden realizarse navegación en lanchas y barcas, ski acuático, vela, piragüismo, incluso descenso en Piragua.

  Del mismo modo, no se puede dejar de mencionar la Reserva Natural del Valle de Iruelas, enclavada a orillas del embalse de El Burguillo, en la que se agrupan diferentes especies animales y vegetales. Así, en este espacio natural conviven encinas, pinos, enebros, robles, fresnos, sauces, chopos, entre otros, que se convierten en dueños del paisaje. En cuanto a la fauna, destaca la presencia del buitre negro, aunque también de gato montés y de tejón. 

  En definitiva, una comarca de la provincia que guarda un gran atractivo que regala a todo aquel que quiera introducirse en un impresionante mundo natural de colorido y belleza.

  Segunda quincena de agosto: Feria Nacional de Artesnía Arteávila.

  Septiembre: En el primer fin de semana de septiembre, el tiempo retrocede hasta situarnos en la Edad Media en unas Jornadas Medievales que, además del mercado medieval, permiten disfrutar actividades musicales, gastronómicas y espectáculos de calle.

  Puestos de artesanos, música, espectáculos y otras actividades llenarán las calles del casco histórico de la ciudad para que ciudadanos y visitantes disfruten del sabor medieval de Ávila.

  (Desde septiembre y hasta el 16 de noviembre) Muestra "Esculturas con alma" de Julio López en el Palacio de los Serrano de Ávila de lunes a viernes de 19.30 a 21.30 horas y los fines de semana y festivos de 12.00 a 14.00 y de 19.30 a 21.30 horas.

  (15, 16, 29 y 30 de septiembre a las 22.30 horas) Jornadas de observación astronómica en el Centro Medio Ambiental de San Nicolás del Ayuntamiento de Ávila con motivo de los días de luna nueva y llena para dar a conocer el mundo de la astronomía a los abulenses, ofrecer un punto de encuentro para los aficionados a la astronomía y generar una alternativa de ocio nocturno.

  Se recomienda acudir con material de observación, como telescopio o prismáticos, aunque habrá material permanente en el centro que se ofrecerá a los participantes que lo deseen.

  (17 de septiembre hasta el 26 de octubre). Exposición "Ciudades Patrimonio de la Humanidad. Trece joyas de España", en el Palacio de los Verdugo de Ávila.

  Octubre (15 de octubre) Fiestas de la Santa. El 15 de octubre la ciudad estalla en alegría y fervor con la festividad de Santa Teresa de Jesús, es el día grande de las Fiestas de la Santa. En torno a esa fecha, y durante dos semanas, las actividades musicales, culturales y deportivas no cesan, en la celebración más esperada del año.

  Noviembre: El cambio de estación indica al visitante que debe cambiar el rumbo hacia el Castañar de El Tiemblo, pero esta vez para acercarse hasta El Castañar. Y es que otoño es una de las mejores épocas para visitar el Castañar. Es entonces cuando se organizan las Jornadas micológicas de El Tiemblo, que cuentan con conferencias, sendas micológicas, visitas guiadas a exposiciones... (Inscripción antes del 30 de Octubre en el Ayto. de El Tiemblo).

  Un idílico paseo que habrá que realizar a pie y en el que observaremos especies como ruiseñores, pinzones, arrendajos y carboneros. Es muy aconsejable visitar la garganta de la Yedra, por la impresionante panorámica.

  (25 de Noviembre de 2008 al 30 de Noviembre de 2008) X Semana de Jazz Caja de Ávila en el Auditorio de Caja de Ávila. Ávila es otra de las ciudades que en otoño se rinde a los ritmos afroamericanos. Como ya es habitual en la capital castellana, el jazz se convierte en la banda sonora de los abulenses durante una semana. La X Semana de Jazz de Caja de Ávila, este año nos trae a algunos de los mejores artistas del panorama jazzístico internacional. Pedro Ruy Blas con Horacio Icasto serán los encargados de abrir este ciclo. Le seguirán Jesse Davis, Yasek Manzano, The Funk On Me! y Alfons Carrascosa Big Acustic Band feat Dick Oatts. Ton Risco con Jacobo de Miguel serán los encargados de poner punto y final al festival.

  Diciembre: Para finalizar el año, nada mejor que pasar una acogedora estancia en Cebreros, disfrutando de todas las comodidades de Casa Rural Abuela Benita.